Electrocuciones (Quemaduras eléctricas)

La importancia de las medidas preventivas en las instalaciones eléctricas, puede ayudarnos a evitar llegar a estas lesiones que recordaremos con dolor o quizá más grave. La inspección deberá ser una rutina que pueda evitar estas situaciones.

No todo es pediatría

Las quemaduras eléctricas (o electrocuciones) son quemaduras que se producen en relación con una fuente eléctrica. Cuando suceden se suele hablar de niños electrocutados, o a los que «les ha dado la corriente».

Se producen cuando un niño entra en contacto con una fuente eléctrica y esta le produce una lesión. Existen tres tipos fundamentales cuyas lesiones y consecuencias son muy diferentes: las que se producen por tocar un cable de uso común, normalmente en el domicilio (las más frecuentes con mucha diferencia), las que se producen por tocar un cable de alta tensión y las producidas por rayos. Estas dos últimas son muy raras pero mucho más graves que las primeras.

En todos los casos el niño debe ser evaluado en un servicio de urgencias, pero en los dos últimos se debe activar el servicio de emergencias ya que las consecuencias pueden ser muy…

Ver la entrada original 652 palabras más

Anuncios

Acerca de jovelvillalobosleiva

Licenciado en Docencia Profesor de Artes Industriales Perito en Electricidad
Esta entrada fue publicada en Bricolage. Guarda el enlace permanente.